Search
  • Candela Review

Trópico devorante

Ele Llovet


Ahora sé que la vejez puede llegar a deshora.

El clima de la isla ha terminado estropeando la misma fruta que se apresuró en madurar.

Pasamos de verdes a podridas, no hay proceso, no hay retoño, no hay flor, no hay términos medios, ni mutaciones.

Lo que hay es pudrición.

Masa, pegote, seso de fruta podrida,

Voy destilando mi fructosa en la acera,

gotas ácidas de mis senos sobre el pavimento encendido.

Hedionda, sudorosa, puerca, brillosa

señalo el día de mi fermentación.

Me escurro sobre las calles

de la ciudad de las flores plásticas,

Nada sobrevive bajo este sol.


Ningún color se distingue, solo grises y blancas palmeras,

quemazón

El día de mi fermentación he perdido el don de la vista.

Ya no me atormentan los ejércitos de jorobas cruzando la calle

Ni las arrugas en la boca de las mujeres,

Ni los niños chupando envoltorios.

Solo se distinguen sombras

bajo este sol.


El día de mi fermentación

solo puedo hablar de mi apatía.

Todo es féretro y selva oscura

Solo puedo decir que distingo los aromas

de otras frutas pasadas,

que han destilado azúcar como sangre dulce

para darle de comer a la misma tierra,

que incubará y calcinará

a otra camada de frutos/fútiles

para echar a andar el trapiche de antaño,


sin tiempo, sin cambio,

hasta el último rayo de sol.

30 views

Recent Posts

See All